Luego de que Estados Unidos informará que mantendrá cerrada la frontera hasta el 21 de agosto para viajes no esenciales, el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, informó que la presencia de la variante Delta de COVID-19 en el país complicó el panorama para que las fronteras fueran abiertas.

Así lo dio a conocer la SRE en su cuenta de Twitter:

En conferencia de prensa tras la develación del billete de la Lotería Nacional en conmemoración del 238 aniversario del natalicio de Simón Bolívar, el canciller reconoció que se han llevado a cabo reuniones para regularizar la situación fronteriza, sin embargo, aún no han llegado a ningún acuerdo.

“¿Qué nos ha venido a complicar la escena o lo que teníamos previsto? La variante Delta, el crecimiento de casos en ambos países y ellos han tomado esa decisión, por supuesto nosotros la respetamos; cada quien toma sus decisiones. Yo espero que ante la evidencia de que la vacunación está teniendo un buen impacto en cuanto al número de hospitalizados y de defunciones no tan alto, podamos regularizar la situación lo más pronto que se pueda”, puntualizó.

“Vamos a esperar y ojalá que con los datos que vamos a presentar respecto a hospitalizaciones y baja en defunciones podamos llegar a un acuerdo porque los dos tenemos estándares altos de vacunación. Baja California tiene 79 por ciento, creo que está más alto que California”, apuntó.