El Comité Olímpico Internacional (COI) confirmó la mañana de este miércoles a Brisbane, ciudad de Australia, como la sede de los XXXV Juegos Olímpicos modernos de verano que se celebrarán en el año 2032.

Luego de recibir 72 votos a favor, cinco abstenciones y tres en contra, la ciudad Brisbane fue electa y anunciada como la próxima sede del torneo deportivo en la ciudad de Tokio, Japón, a dos días de que se inaugure la edición de 2020.

“El Comité Olímpico Internacional tiene el honor de anunciar que los Juegos de la trigésima quinta Olimpiada se otorgan a Brisbane, Australia”, anunció Thomas Bach, presidente del COI.

Aunque las ciudades de Doha (Qatar), Jakarta (Indonesia), Chengdu y Chongqing (China) y Renania del Norte-Westfalia (Alemania) habían manifestado su interés de ser sede olímpica en 2032, el COI contempló a Brisbane como la única candidata para realizar el torneo.

“Solo las ciudades mundiales pueden asegurar los Juegos Olímpicos, por lo que este es un reconocimiento adecuado a la posición de Brisbane en nuestra región y el mundo”, expresó el Primer Ministro de Australia, Scott Morrison.

De esta forma, los Juegos Olímpicos de verano regresarán a Australia, teniendo a Brisbane como la tercera ciudad que los alberga en el país oceánico. La primera fue Melbourne, en 1956, y Sídney lo hizo en el 2000.