El Premio Nobel de Literatura en 2010, Mario Vargas Llosa fue el principal protagonista de la inauguración del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE) que se lleva a cabo en el  auditorio del Teatro San Martín de Córdoba (Argentina), ya que su discurso se convirtió en una respuesta directa a la petición realizada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a la Corona española “exigiendo” que pidiera “perdón” por los “excesos” y las atrocidades cometidas durante la Conquista. “Se equivocó de destinatarios. Debió de mandársela a él mismo y responderse, respondernos, a la pregunta de por qué México, que hace cinco siglos se incorporó al mundo occidental gracias a España, y que es independiente desde hace 200 años, tiene todavía tantos millones de indios marginados, pobres, ignorantes y, explotados”, increpó Vargas Llosa. “Ese problema no está en el pasado de hace cuatrocientos años. Está vivo, aquí, hoy, y nos golpea. Ojalá que cuando termine el mandato de Andrés Manuel López Obrador los indios mexicanos tengan mejores condiciones de vida, que hayan obtenido más oportunidades, mayor educación, de tal manera que se haya levantado esa losa que los ha tenido discriminados y explotados a lo largo de tantos siglos”, continúo el escritor. Y añadió que las matanzas no solo se produjeron durante la época colonial, sino que en países como Chile o Argentina se cometieron, también, durante la República, y en la Amazonia en la época del caucho. Posteriormente se refirió a las maravillas que los españoles trajeron consigo a este lado del Atlántico. “Una lengua no es solo en un instrumento de comunicación, una lengua también son ciertos valores, ciertos conocimientos, cierta cultura. Y con la lengua española llegaron a nuestras costas, montañas, desiertos y selvas muchas otras cosas: llegó Grecia, Aristóteles y Platón, llegó Roma con sus juristas, y llegó el Renacimiento. Llegaron unos valores que son lo mejor de esta cultura occidental”, dijo. “Esto es lo que la lengua española hizo de nosotros: ciudadanos de una cultura que introdujo las instituciones más avanzadas y progresistas de la historia: la democracia, la libertad, la cultura”, recalcó el peruano-hispano ante un auditorio que quedó sorprendido ante la alusión directa a la polémica.