Por Eric Berry El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, advirtió al gobierno mexicano que le costará mucho dinero si no detienen el paso de migrantes por el país. En un mitin realizado en Michigan, el mandatario estadounidense se pronunció en contra de las acciones tomadas por el gobierno mexicano para controlar el esbozo de fronteras y la migración que por ellas se desata. “¡Vamos a cerrar la maldita frontera!”, lanzó el presidente durante su discurso. La ola migratoria que ha circulado por México en las últimas semanas sirvió de pretexto a Trump para retomar la iniciativa de construir un muro en la frontera con México luego de que en la semana el Congreso viera negada la propuesta presupuestaria del Pentágono que destinaba una parte a la construcción del muro. Curiosamente, las declaraciones de Trump contrastan con las de la secretaria de Seguridad Nacional, Kristjen Nielsen, quien publicó esta tarde en su cuenta oficial de Twitter un mensaje donde se muestra agradecida por la colaboración entre los líderes regionales para abordar problemas migratorios. “Extiendo mi profunda gratitud a nuestros aliados centroamericanos, Honduras, Guatemala y El Salvador por su compromiso con la causa de seguridad fronteriza y orden migratorio”, expresó la funcionaria.