La compañía Uber informó que comenzaría a aceptar pagos en efectivo en Ciudad de México, luego que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobara dicha alternativa. Sin embargo, el gobierno capitalino aún tiene que dar “luz verde” a esa forma de pago.

“Debido a la importancia de este precedente, y debido a nuestra misión, estamos decidiendo (aceptar efectivo) ahora y estamos colaborando estrechamente con las autoridades para asegurarnos de que todas esas regulaciones se adaptarán”, comentó el director ejecutivo de la compañía en México, Federico Ranero.

Y es que la compañía emprendió una larga campaña por las tarifas en efectivo en México, debido a que el 60% de la población carece de una cuenta bancaria.

Hace 15 días, la SCJN declaró inconstitucional la prohibición del cobro en efectivo a las empresas de transporte privado que operan a través de aplicaciones, lo cual sentó un precedente.

Uber aceptaba efectivo en 41 de las 43 ciudades mexicanas donde opera.