Este miércoles, la plataforma digital, twitter, anunció que a partir del 22 de noviembre dejarán de ofrecer publicidad política pagada. “Hemos tomado la decisión de detener toda la publicidad política en twitter a nivel mundial. Creemos que el alcance del mensaje político debe ganarse, no comprarse”, expresó en un twitt el CEO de la empresa, Jack Dorsey. A través de un hilo, Dorsey explicó los motivos por los cuales su compañía dejará de prestar este servicio de publicidad pagada a organizaciones políticas de todo el globo que utilizaban la plataforma para difundir sus mensajes. “Un mensaje político gana alcance cuando las personas deciden seguir una cuenta o dar un retuit. Pagar por el alcance elimina esa decisión, forzando mensajes políticos altamente optimizados y dirigidos a las personas. Creemos que esta decisión no debe verse comprometida por el dinero”, explicó. El jefe ejecutivo de Twitter consideró que esta red social “puede ser usada para influir en el voto de los usuarios para afectar la vida de millones de personas”.