El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, indicó que no tiene interés en escuchar el audio del asesinato del periodista saudita, Jamal Khashoggi, porque considera que la grabación es muy cruel, a pesar de la presión que hay por sancionar al gobierno de Arabia Saudita por estar presuntamente ligado al crimen. “No quiero escuchar la cinta, no hay razón para que yo la escuche. Sé todo lo que sucedió en la cinta sin tener que escucharlo … Fue muy violento, muy cruel y terrible”, expresó el mandatario.