El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio a conocer que firmó una proclama presidencial para que los migrantes que crucen de manera ilegal, pierdan la oportunidad de pedir asilo. Lo anterior, como medida preventiva en contra de la Caravana Migrante que tiene como destino ingresar a suelo estadounidense. “La llegada de un gran número de extranjeros contribuirá a la sobrecarga de nuestro sistema de inmigración y asilo y a la liberación de miles de extranjeros en el interior de los Estados Unidos”, indicó el mandatario. Aseveró que la movilización masiva de migrantes provoca “crisis” en su país y “socava la integridad” de las fronteras estadounidenses. “La continua y amenazada migración masiva de extranjeros sin base para el ingreso a los Estados Unidos a través de nuestra frontera sur ha precipitado una crisis y socava la integridad de nuestras fronteras”, opinó el neoyorquino.