A través de un memorándum, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aceptó que los militares estadounidenses puedan utilizar la “fuerza letal” a razón del arribo masivo de personas que integran la Caravana Migrante y que pudieran intentar cruzar a territorio estadounidense de manera ilegal. Además, indicó que la batalla en la frontera sur es del tamaño de la lucha antiterrorista en Afganistán contra el Talibán y el grupo yihadista Estado Islámico (EI). Por ello, durante una conversación telefónica en la cual recibió un reporte actualizado del comandante aéreo, David Lyons, acerca de la lucha en contra de los talibanes, Trump le indicó a su subordinado que el gobierno de Estados Unidos imprime sus mejores esfuerzos para tener fronteras seguras. “Mantengámoslos lejos de nuestras costas. Por eso estamos haciendo fronteras fuertes, usted seguramente ha visto en las noticias lo que pasa en la frontera sur (…) grandes contingentes y en muchos casos no sabemos quiénes son y en muchos casos son malas personas”, expresó el mandatario. Además, amenazó con cerrar toda la frontera sur de su país, si se sale de control el arribo de personas que integran la Caravana Migrante y advirtió que si en territorio mexicano no se muestra control sobre los migrantes se podría cancelar la venta de automóviles de México en suelo estadounidense. “Si se llega a un nivel en el que perdamos el control o personas pueden resultar heridas, cerraremos el ingreso al país por un periodo de tiempo (…) Me refiero a toda la frontera, México no podrá vender sus automóviles”, enfatizó el primer mandatario estadounidense.