El pasado lunes – el presidente interino venezolano – Juan Guaidó, llegó a la capital canadiense para sostener una reunión con el primer ministro Justin Trudeau y el ministro de Exteriores Francois-Philippe Champagne. Los políticos norteamericanos demostraron su apoyo al presidente interino y enfatizaron que se debe encontrar una solución pacífica para la crisis en Venezuela, para lograr esto mencionaron lo imprescindible que es incluir a Cuba – aliado indispensable de Nicolás Maduro – en las negociaciones. El gobierno de Canadá ha subyugado sanciones distintas en contra el régimen comandado por Maduro.  Este domingo, Guaidó aterrizó en suelo canadiense y fue bienvenido por el representante venezolano en Canadá – Orlando Viera Blanco – y la ministra de Prosperidad de la Clase Media y ministra asociada de Finanzas – Mona Fortier – mientras que el primer ministro canadiense lanzaba un comunicado señalando a Guaidó por su “coraje y liderazgo para ayudar a restablecer la democracia en Venezuela”.  Gustavo Meza Cuadra – canciller peruano a cargo del Grupo Lima – y Philpppe Champagne – ministro de Exteriores – sostuvieron un debate, por línea telefónica, sobre las posibles soluciones a la crisis venezolana. El ministro canadiense comentó que se buscará el apoyo de distintas naciones – entre ellas Cuba, que sólo ha demostrado su apoyo al gobierno chavista – para asistir a la problemática.  Champagne enfatizó en la importancia para Canadá que se encuentre una transición pacífica a través de elecciones justas y libres para la ciudadanía venezolana. Mencionó que “no nos equivoquemos: la situación ahí ha ido de mal en peor como resultado directo de las acciones del régimen de Maduro. Millones de personas han huido del país y millones mas viven en la extrema pobreza”.  Guaidó señaló que es primordial mantener un flujo y movilización dentro del territorio venezolano, junto con el incremento de sanciones fuera de él. De igual manera demostró su enorme preocupación hacia la violación de derechos humanos y comentó que “en Venezuela, no hay un país dividido, no hay un país polarizado. Hay una lucha entre una dictadura y una democracia”.  Asimismo, reveló que entró a una reunión privada con Justin Trudeau – después de asistir a una con los embajadores de las naciones integrantes de Grupo Lima – y confesó que “con el primer ministro conversamos sobre la necesidad de consolidar acciones internacionales para Defender los Derechos Humanos en Venezuela y la seguridad de la región. Valoro el determinado compromiso de Canadá con la causa venezolana”.  El jueves pasado, Juan Guaidó cumplió un año de ser presidente interino de Venezuela. Su gira internacional inició el 19 de este mes y ha visitado ciudades sedes como Londres, Bruselas, Davos, París y Madrid para asistir a varios encuentros. Mientras que muchos esperan que el presidente interino sudamericano llegué a la Casa Blanca antes de su regreso a Venezuela, no se ha informado de ninguna reunión o visita.