Tres grandes de la composición de la música de concierto en México, los maestros: Eduardo Angulo, Arturo Márquez y Gerardo Tamez, protagonizaron la primera Bohemia de música mexicana de concierto en el escenario del Centro Cultural Roberto Cantoral, donde se “aventaron” un palomazo con todas las de la ley, en el que estuvieron acompañados por virtuosos intérpretes con los que han tocado en conciertos memorables y durante muchos años. ‘Los centinelas de Etersa’, ‘Danzón 2’, y ‘Tierra mestiza’ son obras fundamentales del repertorio mexicano, compuestas respectivamente por estos tres artistas, que han dado la vuelta al mundo y que ayer las presentaron juntos en la Bohemia 49. Arturo Márquez al piano, Eduardo Angulo, en la viola, y Gerardo Tamez en la guitarra se presentaron ante el público, tanto de forma individual como en conjunto, en una atmósfera bohemia como en la sala de la casa. La música de concierto en México se mantiene viva, y gracias al talento de éstas tres figuras fundamentales, es que lo que se aprende en el Consevatorio y de forma lírica no está peleada la una con la otra, sino que forman una espiral de aprendizaje que convergen en una sinergía llena de energía y calidad.