Después de los atentados terroristas en Sri Lanka que dejaron a más de 300 personas sin vida, y en respuesta a la petición del presidente sirlanqués Ranil Wickremesinghe, las autoridades del país asiático optaron por vetar las redes sociales debido al continuo tráfico de “fake news”.

Luego del lamentable atentado a iglesias y hoteles, el presidente de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, emitió un comunicado de prensa donde pedía a los habitantes dejar de publicar información que no estuviera verificada y especulaciones que dificultaran las acciones de las autoridades.

El veto cayó sobre redes sociales de tráfico masivo como lo son Facebook, Instagram, Youtube, Whatsapp, Snapchat y Viber. Twitter no parece haber sido afectada por el veto ya que no refleja un canal de comunicación masivo en el país.

Las autoridades no informaron cuando será levantado el veto aunque varios usuarios han reportado que es posible utilizar estas redes sociales mediante la instalación de un VPN que permite ocultar la ubicación en tiempo real del usuario y suplantarla por cualquier otra localización del mundo.

Sri Lanka sufrió uno de los peroes atentados terroristas en su historia el pasado domingo 21 de abril. Varios hoteles e iglesisas fueron bombardeadas a plena luz del día dejando más de 300 muertos y 500 heridos. En las últimas horas ha circulado la noticia que el grupo islámico radical de ISIS se adjudica el bombardeo.