Esta mañana, el fiscal General de la República – Alejandro Gertz Manero – anunció que el exdirector de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la extinta Procuraduría General de la República (PGR), Tomás Zerón, huyó del país y cuenta con ficha roja de Interpol. A través de una videollamada, el funcionario reiteró que la localización de Zerón se termina la denominada “verdad histórica”. 

El exdirector es señalado por haber tergiversado las pruebas en el caso de los desaparecidos de Ayotzinapa, así como por ocultar algunas más. 

Hace algunos días, Felipe de la Cruz – vocero de los padres y madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos – mencionó que la detención del exdirector es fundamental, ya que los líderes de la organización delictiva Guerreros Unidos detenidos no son responsables. Algunas horas después, se informó sobre la fuga de Zerón de Lucio. 

La Fiscalía General de la República (FGR) anunció que el miércoles pasado fue detenido José Ángel Casarrubias Salgado “El Mochomo” – quien posiblemente encabeza a los Guerreros Unidos – por delitos de delincuencia organizada. Asimismo, fue relacionado por la PGR con la desaparición y homicidio de los normalistas de Ayotzinapa el pasado 26 de septiembre de 2014. 

El vocero de los familiares espera que “El Mochomo” declare y aporte algo para la investigación sobre el paradero de los 43 normalistas. 

“Han detenido a varios integrantes de Guerrero Unidos, a cientos tantos detenidos, todos fueron torturados y al final ninguno fue responsable, fueron liberados y hoy con la detención de El Mochomo, lo ponen con una detención en grande pero esperemos a que declare y que dé pistas de avance”, añadió de la Cruz. 

No obstante, señaló que el gobierno federal debe poner su atención en Zenón de Lucio, pues está al tanto del expediente sobre lo sucedido con los jóvenes normalistas y también manipuló la investigación.