Durante el juicio de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán en Nueva York, el testigo de origen colombiano, Juan Carlos Ramírez Abadía, alias ‘Chupeta’, quien trabajó para el cártel del Norte del Valle que operaba en Colombia, reveló que el capo recibía cocaína de esa organización criminal para introducirla a Estados Unidos. “Él (El Chapo) recibía mi cocaína y la introducía a los Estados Unidos”, indicó el declarante. Precisó que a través de la agrupación delictiva colombiana, el Cártel de Sinaloa desde 1990 pudo ingresar a Estados Unidos 400 mil kilos de cocaína y que a esa droga le ponían “ácido sulfúrico, éter, acetona, potasio, gasolina y otros químicos”. ‘Chupeta’ detalló que también trabajó con otros narcotraficantes, entre ellos, Ismael ‘Mayo’ Zamba, Jesús ‘El Rey’ Zambada; Ignacio Coronel, Héctor Luis ‘El Güero’ Palma, Arturo Guzmán Loera y los hermanos Carrillo Fuentes.