“Tenemos que evaluar, tener un nuevo perfil de servidores públicos para la próxima administración. Buscaremos que disminuya el crimen. Por ello, se requiere que los elementos hagan un gran trabajo de investigación, que se conviertan en verdaderos detectives “, detalló la futura funcionaria de la CDMX.
Uno de los vacíos legales de la dependencia es que hay quienes tienen los recursos para pagar despachos, pero los que no, deben estar protegidos por el Estado. En ese sentido, la próxima titular de la PGF-CDMX dijo que está fallando el modelo y no es con parches o haciendo una gran inversión en presupuestos cómo se solucionará reducir los delitos.