El árbitro Roberto Tobar suspendió la final de la Copa Libertadores 20198 entre Boca vs River Plate, por las intensas lluvias en el Estadio de La Bombonera y porque el céspede quedó en pésimo estado. Por ello, los presidentes de River y Boca, los directivos de la Conmebol y el árbitro Tobar decidieron que el encuentro se juegue mañana domingo a las 20.00 horas. Este domingo a las 13.00 hrs se reunirán los directivos de las escuadras argentinas y los representantes de la Conmebol para decidir si el partido se juega o no a las 20.00 hs de mañana. El pronóstico del tiempo prevé que seguirá lloviendo durante este sábado y el domingo.