Luego que ayer se cancelara la final de la Copa Libertadores que jugarían River Plate y Boca Juniors, porque el camión de los xeneinses fue atacado antes de llegar al estadio, el presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez, reveló que el duelo tampoco se jugará hoy como se había anunciado e incluso precisó que aún no hay fecha para reprogramarlo. “No están dadas las condiciones y como estamos por el bien del fútbol vamos a convocar a los dos clubes a Asunción para buscar una nueva fecha”, expresó el paraguayo.