El futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, informó que en caso de encontrarse evidencia o presunción de corrupción en alguno de los contratos que estaban contemplados en lo que sería el NAIM en Texcoco, se dará a conocer a las instancias correspondientes, como podría ser la Secretaría de la Función Pública (SFP).

“Lo que es irregular no será aceptable, y lo que es correcto será atendido de acuerdo con la ley… Se finiquitarán los contratos y aquellos empresarios que se encuentren dentro de la ley podrán participar en las siguientes etapas de la administración federal.”, puntualizó el ingeniero en entrevista con medios de comunicación.

Explicó que el proceso de finiquito “está caminando, va a ser un proceso de detalle, pero es largo; están en este momento los contratistas haciendo su análisis de qué es lo que se les ha cubierto, qué es lo que está comprometido y son gastos que no pueden recuperar, para presentarlo en su momento, no lo han presentado aún”.

Finalmente, sobre el Tren Maya, dijo que se está consultando el proyecto, como se hizo con Santa Lucía, y si se aprueba la próxima semana, se continuará con el anteproyecto y se harán todos los estudios necesarios, las visitas a las comunidades y acercamiento con los pueblos originarios.