La bancada del PRI presentó ante el Senado una reforma que busca despenalizar el uso lúdico de la mariguana y aumentar el rango de posesión de dicha droga de cinco a 28 gramos. “No serán objeto de persecución penal, los actos que comprendan el uso lúdico o recreativo del estupefaciente y del consumo personal del cannabis sativa, índica, y americana o marihuana, su resina, preparados o semilla, así del sicotrópico Tetrahidrocannabinol, los isómeros D6a (10a)m,  D6a (7), D/, D8, D9, D10, D9 (11) y sus variantes estereoquímicas”, precisó el documento. Añadió que “tampoco serán objeto de persecución penal la siembra, cultivo, cosecha, preparación, posesión y transporte de estos productos y sus derivados”.