Ayer por la noche, la Cámara Baja de Estados Unidos votó por aprobar un presupuesto de 5 mil 700 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo, la principal moneda de cambio para regularizar la situación de miles de dreamers. Hoy, la decisión final la tendrá el senado, donde el proyecto se votará bajo una amenaza que preocupa a muchos: el cierre del gobierno. Este ha sido el argumento que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha repetido en distintas ocasiones. “Si no tengo recursos para el muro, habrá un cierre del gobierno”. Sin embargo, la decisión no se ve favorable para el polémico proyecto del mandatario más polémico de la Unión Americana en la última década. Incluso, él lo sabe y lo ha hecho saber a través de Twitter. “No importa lo que suceda hoy en el Senado, los miembros de la cámara republicana deben estar muy orgullosos de sí mismos. Volaron de regreso a Washington desde todas partes del mundo con el fin de votar por la seguridad fronteriza y el muro. Ni un demócrata votó que sí, y ganamos en grande. ¡ Estoy muy orgulloso de ustedes!”, aseguró. La postura del gobierno mexicano ha sido sigilosa. Incluso hoy en su conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que su administración será respetuosa con la de Trump.