El tetracampeón mundial de la Fórmula 1, Sebastian Vettel, no seguirá como piloto de Ferrari después de la temporada 2020 tras no haber alcanzado una renovación de contrato con la escudería italiana.

El piloto alemán declaró que no correrá más con Ferrari y sustentó su decisión como un acuerdo entre ambas partes que en ningún momento se basó en el ámbito económico.

“Mi relación con la Scuderia Ferrari terminará al final de 2020. Para obtener los mejores resultados en este deporte, es vital que todas las partes trabajen en perfecta armonía. El equipo y yo nos hemos dado cuenta de que ya no existe un deseo común de permanecer juntos más allá del final de esta temporada y los asuntos financieros no han jugado ningún papel en esta decisión conjunta”, declaró Vettel.

Luego de cinco años con el equipo, consideró que la actual situación mundial de la pandemia por coronavirus le han hecho reflexionar acerca de sus prioridades en la vida, y una de esas prioridades no era seguir su carrera con Ferrari.

“Lo que ha sucedido en estos últimos meses nos ha llevado a muchos de nosotros a reflexionar sobre cuáles son nuestras prioridades reales en la vida. Uno necesita usar la imaginación y adoptar un nuevo enfoque cuando las situaciones cambian. Me tomaré el tiempo necesario para reflexionar sobre lo que realmente importa cuando se trata de mi futuro”, destacó.

El director gerente de Gestione Sportiva y director del equipo, Mattia Binotto, aclaró en una nota que la decisión fue tomada en conjunto para conseguir los objetivos personales de ambas partes.

“Es una decisión conjunta y en la que ambas partes consideran que es lo mejor. No fue una decisión fácil de alcanzar, dado el valor de Sebastian como piloto y persona y no hubo una razón específica que condujera a esta decisión, salvo por el hecho de que ambos tomen caminos separados para alcanzar sus respectivos objetivos”, confirmó Binotto.

Vettel llegó a Ferrari en 2015, desde entonces ha ganado 11 carreras y conseguido 11 pole position, aunque nunca llegó el tan ansiado título mundial que Ferrari ha anhelado desde 2007/2008 y que sería el quinto del piloto alemán.

Ferrari deberá llenar el puesto que deja Vettel ya que el piloto de Mónaco, Charles Leclerc, tienen un asiento asegurado con la escudería por los próximos 4 años. Se desconoce el futuro que le depara al tetracampeón mundial o si se retirará de la F1.