A través de un comunicado, Sears informó que inició hoy los procedimientos legales voluntarios de bancarrota, con lo que aceleró su reestructuración financiera, debido a que el pasado miércoles las acciones de Sears cayeron 32% y además arrastran una deuda de más de 2 mmdd “Se pretende el establecimiento de una estructura sostenible de capital, continuando con su modelo de operación y con ganancias en el largo plazo, señaló en un comunicado la compañía fundada a fines del siglo XIX”, según el texto emitido por la empresa estadounidense. Y es que de acuerdo con la petición voluntaria del procedimiento del Capítulo 11 del Código de Bancarrota se espera un proceso de reestructuración “tan expedito como sea posible y con el compromiso de reorganización en el plazo más cercano”. El mecanismo legal fue solicitado ante su elevado pasivo y la plantilla de personal la componen 89 mil empleados, lejos de los 246 mil de hace un lustro y a final de año se prevé que cierren 142 tiendas consideradas sin beneficios, que se suma al cierre de otros 46 establecimientos que ya había sido anunciados. El documento informó que el actual presidente ejecutivo Edward S. Lampert dejará el cargo, aunque se mantiene como presidente del Consejo Directivo.