Este martes, el Departamento del Trabajo de Estados Unidos informó que tan solo la semana pasada, se sumaron hasta 2.4 millones de solicitudes de apoyo por desempleo en todo el país debido a la pandemia por coronavirus.

Dos meses después de que comenzara la pandemia por Covid-19 en Estados Unidos, las personas sin empleo continúan contándose en millones mientras los comercios cierran al por mayor.

Estados Unidos tiene de frente una de las mayores crisis de desempleo en su historia, y la debacle económica en la que están sumergidos podría tener consecuencias catastróficas para el resto de los mercados mundiales.

El cierre de las actividades económicas en la nación de las barras y las estrellas ocasionó que gran parte de la población perdiera su trabajo. Desde el inicio de la pandemia, hasta el 16 de mayo, la cifra total se instala en aproximadamente 38.6 millones de personas solicitando seguros de desempleo.

De momento, el Departamento del Trabajo ha informado que ya se la brindó cobertura a 25.1 millones de personas, enviando la tasa de desempleo asegurada a 17.2 por ciento.