La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) informó este miércoles que debido a las complicaciones financieras provocadas por la emergencia sanitaria del coronavirus, las personas podrán congelar sus créditos desde cuatro y hasta seis meses.

“En términos generales, el apoyo consistirá en el diferimiento parcial o total de pagos de capital y/o intereses hasta por 4 meses, con posibilidad de extenderlo a 2 meses adicionales, respecto a la totalidad del monto exigible incluyendo los accesorios”, explicó la Comisión en un comunicado.

Las condiciones establecidas para poder congelar los créditos aplicarán siempr y cuando el crédito tenga un estatus vigente hasta el 28 de febrero de 2020.

“Este apoyo podrá aplicar a los créditos a la vivienda con garantía hipotecaria, créditos revolventes y no revolventes dirigidos a personas físicas, tales como: crédito automotriz, créditos personales, crédito de nómina, tarjeta de crédito y microcrédito; así como para los créditos comerciales dirigidos a personas morales o personas físicas con actividad empresarial en sus diferentes modalidades, incluidos los agropecuarios”, señala.

A la par de estas decisiones está la consideración de especialistas y analistas acerca de que México tendrá una contracción económica durante este año, derivado de los problemas y dificultades financieras que el COVID-19 causará en el país.