Tras dos horas retenido, el grupo de periodistas de Univisión, encabezado por Jorge Ramos, fue liberado luego que Nicolás Maduro los retuviera tras una entrevista. Ramos contó en una entrevista con Patricia Janiot que a Maduro le molestó que le mostrara un video de venezolanos comiendo de un camión de basura. Inmediatamente, el último hijo el chavismo se levantó, se fue y acto seguido los periodistas fueron llevados a un cuarto oscuro. Hasta el momento, el régimen de Maduro únicamente ha dicho que “no se prestaría a un show”, luego que se supiera del secuestro de los periodistas.