En entrevista con el periódico El País, horas después que se supiera la detención del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, dejó entrever que por “razones naturales” comienza a cerrarse el cerco contra el ex presidente Enrique Peña Nieto.

El reportero Javier Lafuente le recordó a Gertz Manero que en los “últimos meses se ha iniciado un proceso contra Rosario Robles (ex titular de Desarrollo con Peña Nieto; después Juan Collado (abogado del ex presidente), hoy preso en México y ahora Emilio Lozoya. Todos tienen el mismo nexo, parece que se ha estrechado el cerco sobre el ex presidente Peña Nieto”. Ante esto, el Fiscal espeta: “Por razones naturales”.

Luego, el reportero le pregunta: ¿Cuáles son esas razones naturales? Usted mismo lo acaba de decir, responde Gertz Manero: “Lo mismo que usted acaba de decir, hay un vínculo que los une”.

Así, el primer Fiscal de México deja entrever que el círculo más cercano del peñanietismo no “está a salvo”. Esto, además, refuerza las declaraciones que dio la semana pasada el presidente Andrés Manuel López Obrador asegurando que no hubo un pacto de impunidad con su antecesor.