La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) otorgó una suspensión que frena de manera indefinida cualquier investigación o acción legal que pretenda ejercer el gobierno de Chihuahua, encabezado por Javier Corral, contra el presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete. Y es que ante las advertencias de Corral que llevará a Peña Nieto a la cárcel una vez que termine su mandato, supuestamente por permitir la libertad del ex secretario del PRI, Alejandro Gutiérrez, quien se encontraba preso en Chihuahua, el titular del Ejecutivo Federal presentó una controversia constitucional, la cual es la primera en su tipo que se presenta y admite el máximo tribunal del país con la que el ex Gobernador del Estado de México busca protegerse de someterse a la justicia. En el recurso presentado por Misha Leonel Granados Fernández, consejero jurídico de la Presidencia, se pidió la protección contra las investigaciones, averiguaciones, carpetas de investigación, solicitudes de información, órdenes de investigación y solicitudes de colaboración que refieran, mencionen o relaciones a actuales o anteriores funcionarios públicos federales, que se relaciones directa o indirectamente con el ejercicio de sus funciones. De igual manera, se busca proteger a Peña Nieto y a su gabinete de cualquier citación judicial, órdenes de aprehensión, presentación o arraigos respecto de actuales o anteriores funcionarios públicos federales, que se relacionen directa o indirectamente con el ejercicio de sus funciones.