En un comunicado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio a conocer que la Primera Sala autorizó un amparo para que un niño que nació a través de reproducción asistida fuera registrado con los apellidos de un matrimonio conformado por personas del mismo sexo (varones). “La Primera Sala concedió el amparo para que el menor sea registrado como hijo de los aquí quejosos, al considerar que de este modo se garantiza la vigencia del derecho del niño a tener una identidad y ser inscrito en el Registro Civil”, detalló el informe. Y es que la gestación del infante se logró con un esperma de un integrante de la pareja y el óvulo de una donante que fecundó en el vientre subrogado de la mujer. Pero el Registro Civil de Yucatán se negó a registrar al menor argumentando “que la legislación en la materia no lo preveía”. Cabe señalar que el amparo fue revisado por propuesta del Ministro José Ramón Cossío Díaz y que el documento también contempla el respeto a la vida privada de la donante de óvulo y del libre desarrollo de su personalidad.