Este miércoles, 100 presuntos factureros fueron adheridos a la lista negra del Servicio de Administración Tributaria (SAT), luego de no presentar pruebas contundentes para no ser sospechosos del delito de defraudación debido a el uso de facturas para ampara operaciones que nunca sucedieron. 

Los contribuyentes listados fueron señalados con Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y nombre o razón social. También, recibieron un oficio por parte de la administración central de Fiscalización Estratégica, por la cual fueron notificados sobre su falta de pruebas para ser considerados inocentes frente al fisco. 

Lo primero que hizo el SAT fue enviarles un oficio de presunción individual para ofrecerles la oportunidad de realizar sus manifestaciones pertinentes en un periodo de 15 días hábiles y poder comprobar que están desvirtuados de los hechos ilícitos. 

No obstante, al no hacerlo en el lapso de tiempo otorgado, el SAT optó por vincularlos al listado definitivo que fue publicado en su portal oficial. Uno de los contribuyentes que aparecen en el tope de la lista es Trinidad Amado Amado de San Luis Potosí, junto a otras 10 compelías en las que se encuentra el despacho Asesorium Fiscal Contable. 

La lista concentra 77 empresas – algunas de Tabasco, Veracruz y San Luis Potosí – y demás personas físicas.