Atención aficionados porque se vienen ni más ni menos que 55 días consecutivos de Fútbol a partir de este martes. Con el regreso a la actividad en la liga española, italiana e inglesa, además del cierre de campeonato en la Bundesliga alemana, serán 376 juegos los que se disputarán en poco más de mes y medio… y eso que no se ha confirmado la Champions.

La cosa está así: desde marzo pasado, la pandemia de coronavirus barrió hasta el polvo de cualquier actividad deportiva en Asia, Europa, América y Oceanía; desde el Gran Premio de Australia en la F1, que marca el inicio de la temporada, hasta el fútbol que ni a puerta cerrada se pudo continuar.

Sin embargo, las buenas noticias llegaron hace dos semanas cuando La Liga, España, confirmó que, a partir de este jueves, 11 de junio, se reanudaría el torneo 2019/2020 con extremas medidas de seguridad. El juego “reinaugural” será el derby andaluz, Betis v. Sevilla, y de ahí se seguirán en jornadas ininterrumpidas hasta finales de julio. El campeonato se lo disputan básicamente el Barcelona y Real Madrid. Atlético podría empujar, aunque parece poco probable que consiga alcanzar y/o superar a los líderes.

En Italia siguieron la misma tendencia. De toda la Comunidad Europea, los latinos fueron los más golpeados por la pandemia de Covid-19, por lo que el regreso a las actividades deportivas tardó bastante más de lo esperado, no como los alemanes que parecen hacer todo bien y ya llevan varias semanas en activo. La Serie A regresa este mismo viernes con el “madre mía el Bicho”, Crishtianu GRonaldu, enfrentándose al paupérrimo Milan. Al igual que en España, seguirán su torneo diariamente hasta terminar.

En Inglaterra el Liverpool tiene prácticamente amarrado el título de la Premier League, por eso es que a la Football Association (FA) no le urgía tanto regresar, fuera de las presiones de los equipos por sus millonarios contratos televisivos, por lo que el miércoles de la próxima semana reanudarán el torneo. Así como en la F1, lo más interesante va a ser la batalla de “el resto”, “los otros”, como le quieran llamar. Manchester City, Leicester, Chelsea, Manchester United, Wolves (de mi Raulito Jiménez), Sheffield United, Tottenham y hasta el mismísimo Arsenal se van a jugar los boletos de Champions en 9 o 10 jornadas, según sea el caso. La cosa se va a poner interesante.

 

Como relojito alemán, la Bundesliga lleva jugando, a buen ritmo, a paso que dure, desde el pasado 16 de mayo. A decir verdad, han sido el modelo para que todo el continente europeo se pusiera las pilas con las medidas sanitarias y empezaran con el estire y afloje contra el gobierno para la recaudación de sus millonarios fond… perdón, con el reinicio de sus honorables ligas. Alemania se cuece a parte en cualquier aspecto político-administrativo-social-económico-deportivo.

El plato final viene con la Champions. Ese es un pastelito que se viene horneando desde hace rato, y según se especula en todos los medios deportivos del mundo mundial, la UEFA reanudará la Champions League de forma ininterrumpida durante el mes de agosto. Todo el mes estará dedicado al torneo de clubes más importante del planeta (madre mía el Bicho). Es un secreto a voces, pero todas las piezas encajan a la perfección, menos la de la maquinaria alemana que parece no le llegó el memo. La Liga, Serie A y Premier League ajustaron todos los parámetros y estructuras para terminar sus respectivas ligas a finales de julio, de esa manera los equipos que aún son contendientes por la Champions y la Europa League llegue a punto, afinados, bañados y perfumados.

Repito a los alemanes no les llegó el memo ya que terminarán a mediados de julio y otra vez tendrán un parón. Acá los afectados son Bayern München, Bayer Leverkusen y Frankfurt, estos dos últimos participantes de Europa League. El Paris Saint-Germain sigue en la disputa de Champions, pero no tienen actividad desde marzo pandémico, a ver qué tal les va.