La crisis de coronavirus suspendió todos los eventos públicos, incluyendo las ligas deportivas. Sin embargo, la primera en regresar a sus actividades sería la Bundesliga en Alemania. Luego de sostener una reunión, este miércoles, con la canciller Angela Merkel y los jefes de gobierno regionales, la liga alemana de fútbol ha recibido autorización para reanudar el torneo este 15 de mayo y poder concluir la temporada 2019/20.

El máximo dirigente de la Deutsche Fussball Liga (DLF), Christian Seifert, mencionó que “la decisión de hoy es una buena noticia para la Bundesliga y la 2. Bundesliga. Es una gran responsabilidad para los clubes y sus empleados implementar los requisitos médicos y organizativos de manera disciplinada. Los partidos sin espectadores en el estadio no son una solución ideal para nadie. Sin embargo, en una crisis que amenaza la existencia de algunos clubes, es la única forma de mantener las ligas en su forma actual. Me gustaría agradecer a los responsables políticos de los gobiernos federales y estatales por su confianza”. 

“La reanudación de las competiciones debe ser precedida de una cuarentena de dos semanas, si es el caso en forma de campos de entrenamiento”, señaló el proyecto de acuerdo. Esto podría significar que los equipos queden confinados en sus instalaciones antes de reanudar las actividades. 

El objetivo principal es que la temporada quede definida antes del 30 de junio. El líder de la tabla es el FC Bayern München, seguido del Borussia Dormund y la clasificación está muy cerrada, ya que sólo hay 6 puntos de diferencia entre el primer y quinto lugar. 

Si se llegasen a recuperar las últimas nueve fechas de la temporada, los equipos alemanes recuperarían 300 millones de euros de derechos de transmisión por televisión, lo cual sería un enorme respaldo financiero para algunos clubes que se encuentran cerca de la bancarrota. 

En las últimas horas, 10 casos positivos han sido descubiertos en los 1,724 diagnósticos efectuados en los 36 clubes que configuran la primera y segunda división del fútbol alemán. Los pacientes serán colocados en cuarentena, pero el resto de los jugadores podrán trabajar con normalidad.