Morelia, Michoacán, a 24 de septiembre de 2018.- Luego de la fuerte tromba que se registró el pasado domingo y que afectó al municipio de Peribán, Michoacán, el Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, movilizó su estructura gubernamental y encabezó desde las primeras horas de ayer un recorrido por la zona siniestrada. Junto a los integrantes del Comité de Emergencia, que conforman autoridades de los tres niveles de Gobierno, el mandatario estatal supervisó las acciones que se emprendieron desde la noche del domingo para apoyar a las familias afectadas. Según el último corte emitido por las autoridades hasta la tarde de este lunes, se contabilizaban alrededor de 100 personas afectadas, 6 pérdidas humanas y 8 personas desaparecidas. Al respecto, Silvano Aureoles y los integrantes del Comité firmaron la solicitud de declaratoria de emergencia a la Federación, mientras tanto fue enfático al instruir el seguimiento puntual a las necesidades que expresaron los damnificados; enseres domésticos, concluir el censo y trabajar en un plan de reubicación de viviendas, enlistó el Gobernador, entre las acciones más urgentes. “Estamos literalmente aquí todo el Gabinete, sólo algunas áreas que se quedaron atendiendo otras tareas pero estamos aquí tantos las dependencias federales”, señaló el mandatario michoacano. Aureoles Conejo señaló que durante las últimas décadas, la población de Peribán no había visto una situación similar. “Algunos vecinos con los que hemos platicado me referían que ese río tenía 30 años que no tenía ninguna señal de que fuera subir el nivel de sus aguas, pero en cuestión de minutos se llenó el cauce y al no encontrar salidas, se empezó a desbordar”, comentó. Informó además que son 600 los elementos de diversas corporaciones como Protección Civil estatal y municipal, Ejército Mexicano, Policía Michoacán, Procuraduría General de Justicia del Estado, y de la Comisión Nacional Forestal, quienes integran el estado de fuerza que permanecerá en Peribán. El objetivo, dijo, es que permanezcan hasta concluir con los trabajos de limpieza, desazolve y sobre todo, la búsqueda permanente de las personas reportadas como desaparecidas.