Wolverhampton es una pequeña ciudad del centro de Inglaterra, a unos 30 kilómetros de Birmingham. Tiene una población estimada de casi 300 mil personas y también es el hogar de los Wolves donde milita el delantero mexicano, Raúl Jiménez.

El oriundo de Tepeji del Río, Estado de México, llegó a los lobos el año pasado procedente del Benfica por 38 millones de euros. Esta módica cantidad de dinero le valió convertirse en el jugador mexicano más caro en la historia. El traspaso significó también su tercera incorporación a un equipo europeo que usualmente está acostumbrado a pelear la permanencia en la primera división inglesa, la Premier League.

Jiménez arribó al viejo continente como promesa. Fue nada más y nada menos que el Cholo Simeone quien le dio la oportunidad de debutar en la máxima categoría del fútbol español con el Atlético de Madrid, en 2014. Desde entonces, batalló muchísimo por minutos de juego y para afianzarse en el puesto de titular, hecho que no consiguió ni en España ni Portugal. Tras una campaña, llamémosle mediana, con las águilas en la Primeira Liga Portuguesa, el técnico lusitano, Nuno Espírito Santo, se fijó en él y lo apuntaló como la máxima incorporación de su nuevo equipo en la Premier inglesa. Desde entonces y hasta ahora, la historia de Raúl ha dado un giro estrepitoso.

Foto: Marca

Con 29 años de edad y 1,88 metros de estatura, Raúl Jiménez es un jugador fuerte, que compite y gana balones en los linderos del área rival. Su técnica no es muy depurada, pero obedece muy bien con las funciones de un centro delantero nato, el `9`. Los más puristas del fútbol dirían que es un típico atacante inglés capaz de plantarle cara a los férreos defensas de Inglaterra. Así es Raúl Jiménez, el mejor mexicano de la actualidad en Europa.

Al cabo de su primer curso con los Wolves suma 24 goles, 10 asistencias y 46 partidos jugados, entre la liga doméstica, Europa League y FA Cup. Hoy por hoy es el máximo goleador de la Premier League en todas las competiciones, superando a Sergio Agüero, Raheem Sterling, Aubameyang, y Mohamed Salah; además de que en 2020 solo el egipcio ha anotado más que él en la Premier. En condiciones del campeonato de goleo individual se encuentra marchando a la par de Sadio Mané, del Liverpool, y superando a jugadores como Marcus Rashford y Anthony Martial, del Manchester United. Está tan sólo a cuatro dianas del líder, Jamie Vardy del Leicester, y su meta personal debería ser esa misma: convertirse en el artillero de toda Inglaterra. 

Fuente: Premier League

¿Tiene condiciones para hacerlo? Sí. El calendario que le resta al Wolverhampton le favorce, la lesión del Kun Agüero lo deja fuera de la carrera, Danny Ings juega en el Southampton y no se espera una goleada cada semana, Aubameyang es parte del desastroso carro del Arsenal en esta temporada y Jamie Vardy no ha encontrado buen ritmo de juego durante todo el año. Entre Jiménez y el título de goleo solo se interpone Mo Salah y su buena forma con el Liverpool.

El mexicano es muestra de disciplina y rigor. Contraparte de todos aquellos jugadores nacionales que han ido a probar suerte a Europa y por alguna u otra razón no consiguen quedarse ni disputar minutos de jugo. No se adaptan. Por supuesto que al “lobo mexicano” le ha costado. En Madrid jugó apenas 561 minutos, marcó un gol y dio un par de asistencias; con Benfica tuvo mejor fortuna, pero nunca terminó por agradar al técnico y mejor fue buscar otros aires. Hoy Raúl Jiménez está convertido, tras muchas horas en la banca, en un jugador europeo, un killer, prototipo de delantero inglés. Para muchos mexicanos debería servir de ejemplo e inspiración, aprender que la banca no es un lugar malo ni solitario, es reflexivo e introspectivo. ¿Frustración? Solo recordemos que Johan Cruyff pasó toda su primera campaña con el Ajax de suplente.

Cabe destacar que, en la Selección Mexicana de Martino, Jiménez tiene el voto de confianza y en reiteradas ocasiones el “Tata” ha manifestado que es su centro delantero de cajón. Hay mucho camino por delante en la carrera de este joven delantero mexicano que hoy comienza a tomar vuelo. Sea en la Premier, Portugal, España o cualquier otra liga europea, Raúl ha demostrado que está para los retos y puede crecer todavía mucho más.

Foto: Getty Images