Alfonso Durazo, futuro secretario de Seguridad Pública, afirmó que el próximo gobierno no hará compra ni adquisición de nuevo armamento y equipo tecnológico en materia de seguridad. Ésto lo dijo, luego de la reunión que Andrés Manuel López Obrador sostuvo con su próximo Gabinete de seguridad con el fin de ultimar detalles para su estrategia para combatir al crimen. “El Estado Mexicano cuenta con la suficiente capacidad tecnológica y con la suficiente capacidad de armamento, así que no habrá compras, las prioridades presupuestales estarán orientadas a otros rubros”, detalló Durazo. “Vamos a trabajar en 266 regiones, en esas regiones se distribuirá el estado de fuerza con la que actualmente cuenta el Gobierno federal de todas sus dependencias… Y la distribución se hará en forma proporcional a la incidencia delictiva, habrá regiones de alta incidencia delictiva que tendrán un mayor estado de fuerza y regiones de incidencia media y baja que tendrán un estado de fuerza proporción. No estamos contemplando compra de armas”, explicó a lo medios de comunicación el futuro titular de la SSP. Añadió que el plan de seguridad del próximo Gobierno ya está prácticamente definido y se prevé que sea presentado entre jueves y viernes de ésta semana. En la mencionada reunión también estuvieron los futuros titulares de las Secretarías de Marina, José Rafael Ojeda, y de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval y Olga Sánchez Cordero, próxima Secretaria de Gobernación.