Esta tarde, en Guadalajara, Jalisco, cientos de personas salieron a protestar por la muerte de Giovanni López a la voz de “¡Justicia, justicia!” provocando quema de patrullas, personas detenidas e incluso un intento de toma del Palacio de Gobierno.

Giovanni López falleció el pasado 5 de mayo tras haber sido golpeado por unos policías que lo detuvieron por no portar cubrebocas. Este hecho ocasionó que hoy las calles de Guadalajara se inundaran de gente que demanda justicia para Giovanni y castigo para los involucrados.

Las protestas comenzaron alrededor de las 17:00 horas en el Parque Rojo de Guadalajara y dentro de la siguiente media hora se producirían las primeras quemas de patrullas en las inmediaciones del Palacio de Gobierno de Jalisco.

Un grupo de encapuchados incluso cometieron pintas y daño físico al inmueble en son de justicia mientras otras cientos de personas se manifestaron pacíficamente con mantas y coros que retumbaron por las calles del centro de Guadalajara.

Las autoridades de contención, encabezadas por el coordinador de Seguridad del Estado, Macedonio Tamez, han manifestado que se dará prioridad a los espacios de dialogo.

“Totalmente, no tenemos pensado eso (usar el grupo antimotines), vamos a insistir en el diálogo con las personas y con quien se quiera acercar al gobierno del estado para tomar cualquier medida”, apuntó.

Los grupos violentos ocasionaron que desde el interior del Palacio se lanzara gas lacrimógeno para dispersar las manifestaciones que avanzaban hasta la avenida Juárez.

Los embates de la policía no fueron suficientes y un grupo de encapuchados logró abrir las puertas de la sede del gobierno tapatío y comenzaron a apedrear al personal de seguridad que se encontraba al interior.

Al cabo de dos horas de protestas, la policía consiguió terminar casi por completo la manifestación y en las zonas más violentas detuvieron a tres personas por supuestos actos vandálicos.