En entrevista televisiva, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, dijo que México tiene la capacidad para recibir las solicitudes de asilo que presenten los migrantes que viajan en la caravana, pero que procesarlas significará un “reto” por la cantidad de las mismas.   “La capacidad para recibirlas ahí está, pero el procesamiento puede ser más lento de lo normal por el volumen”, dijo el canciller mexicano.   Agregó que México “define su política migratoria de manera soberana”y que no obedece a presiones internacionales, incluyendo la del presidente, Donald Trump.   Videgaray negó que el acuerdo comercial con Estados Unidos se haya concretado a cambio de que México se evitara el paso de los migrantes.