Primeros detenidos en Irán tras derribo de avión ucraniano

0
45

Tras el derribo de un avión Boeing 737, que transportaba en su mayoría canadienses e iraníes, de la aerolínea Ukraine International Airlines el pasado 8 de enero en Teherán – que concluyó en la muerte de las 176 personas que lo abordaban – el gobierno iraní anunció que ya se han realizado algunos arrestos. 

Gholamhossein Esmaili, portavoz judicial iraní, argumentó ante la prensa que se han hecho “investigaciones exhaustivas y algunos individuos han sido detenidos”. Por otro lado, Hasan Rohaní – presidente de Irán – ha hecho un llamado para integrar “un tribunal especial con un juez de alto rango y decenas de expertos” para resolver el caso. Rohaní externó una disculpa púbica – la cual fue televisada – por el hecho de haber derribado un avión, lo cual calificó como un error imperdonable. Mencionó que para su pueblo “es muy importante que cualquier persona que haya tenido culpa o haya sido negligente en este asunto, sea llevado ante la justicia. Todos los que deben ser castigados, lo serán”. 

Dentro del caso, estas son las primeras detenciones que se han hecho desde el incidente. El avión fue derribado algunas horas después del bombardeo – por medio de misiles iraníes – contra las bases militares estadounidenses en Irak, esto como respuesta al asesinato del general Qasem Soleimani. 

El portavoz Esmaili indicó que otras 30 detenciones han tenido lugar después de las protestas que sucedieron este fin de semana en Teherán contra el gobierno iraní como consecuencia del derribo del avión. Por medio del noticiero local Tasnim, Esmaili comentó que “alrededor de 30 personas han sido arrestadas por participar en reuniones ilegales. Nosotros tenemos tolerancia hacia las manifestaciones legales”. 

Algunas naciones que tenían ciudadanos abordo del avión – entre ellas Ucrania, Canadá y el Reino Unido – han citado una reunión en Londres, con el objetivo de tomar acciones legales contra Therán. Por cuatro días, el pueblo iraní ha sostenido protestas en las calles como expresión de frustración contra las autoridades por como han tratado con la situación. 

El sábado tuvo lugar la primera manifestación, una vigilia por las 176 vidas perdidas en el “accidente” aéreo. Dicha vigilia ha escalado hasta convertirse en una protesta de 3 días, en contra de la República Islámica por no haber informado de manera contundente ni verídica – sobre el derribo del avión – a la ciudadanía iraní. Posterior a las negaciones de Irán sobre que un misil haya sido el responsable del accidente, han aceptado que se trató de un error ya que confundieron al avión comercial con un misil de crucero estadounidense.