Rupert Colville, portavoz de la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Michelle Bachelet, advirtió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre el ataque que realiza a periodistas en espacios públicos ya que se puede mal interpretar como una reducción en el espacio democrático del país. “Los representantes gubernamentales de alto nivel deben ejercer el grado necesario de precaución al hacer declaraciones delicadas que podrían interpretarse como una reducción del espacio democrático y la libertad de expresión u opinión”, dijo para la revista PROCESO. AMLO se ha hecho de cierta fama a nivel nacional luego de sus acusaciones a medios, periodistas y editores durante sus habituales conferencias de prensa matutinas desde Palacio Nacional. A pesar de que el presidente ha notado en reiteradas ocasiones que la libertad de expresión es un derecho que se respetará al por mayor durante su gestión, la Oficina que encabeza la expresidenta de Chile, Michelle Bachelet, consideró que sus declaraciones podrían llegar a ser objeto de incidentes por diferencia de interpretación. De esta manera es que la ONU lanzó una advertencia al mandatario mexicano para modular sus declaraciones y no abusar del espacio público para demeritar la labor periodística en el país. Incluso, el relator especial de la ONU sobre libertad de expresión, David Kaye, comparó a López Obrador con su homólogo estadounidense tras asegurar que “no es tan diferente de Donald Trump llamando a la prensa por nombres y atacando a periodistas”. El máximo organismo de Naciones Unidas consideró a través de su grupo de expertos que “no es así como un gobierno debe responder a la prensa o periodistas que no le favorecen”. Naturalmente se espera que el jefe del Ejecutivo mexicano se manifieste al respecto de los recientes señalamientos que le envuelven en actos que excavan en la memoria con sinónimos de represión y desacreditación hacia la voz del pueblo.