En conferencia de prensa, Felipe Muñoz Vázquez, titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (SEIDF) de la PGR informó que se está diseñando una estrategia mediante la que busca que los nueve acusados por presunto lavado de dinero de empresas fantasmas en el caso del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, reciban sentencias condenatorias. Ésto a través de llevarlos al llamado juicio abreviado una vez que sean detenidos. “Debido a que un juez de control decidió que fue ilegal la información que se presentó en el proceso contra Javier Nava Soria, el contador de Javier Duarte, por el hecho de no contar con orden judicial, estamos trabajando en la estrategia para llevarlos al juicio abreviado”, señaló Muñoz Vázquez. En este mismo sentido, indicó que el juez fundó su decisión en el amparo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le otorgó a Elba Esther Gordillo Morales, al considerar que la información financiera que obtuvo la PGR vulnera el derecho a la vida privada. El funcionario recordó que este es el mismo criterio que hubiera aplicado en el caso de Duarte de Ochoa si no se hubiera optado por el juicio abreviado, “y seguramente hoy estaría libre vacacionando en Miami o con sus lentes”, explicó. En el caso de Nava Soria, dijo que el juez de control resolvió que fueran excluidas 11 documentales 12 testimoniales , y dos dictámenes periciales en materia de contabilidad, relacionadas, todas ellas, con la información financiera obtenida por el agente del Ministerio Público. En sus argumentos, el juez de Control consideró que la información financiera allegada a la carpeta de investigación vulneraba el derecho a la vida privada de Nava Soria.