Jesús Ramírez Cuevas, vocero del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador y encargado de organizar la consulta ciudadana para definir el rumbo del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), reconoció que sí hubo irregularidades en las primeras horas de las votaciones. Sin embargo, afirmó que no cancelarán el escrutinio popular. “Es un error efectivamente, pero no inválida la consulta, la consulta va hasta el domingo. Vamos a ver, nosotros hasta el momento no creemos que tenga una relevancia significativa en términos del número de participantes, ni la duplicidad de los votos que se han presentado”, dijo Ramírez Cuevas. El próximo funcionario federal también aceptó que las boletas no están foleadas y que eso dificultará el proceso de validación de los votos duplicados. “No contamos con una zona de resguardo para los votos, los cuales hasta el momento, serán guardados en los domicilios particulares de los voluntarios que organizan la jornada de participación popular… Hay mil 73 puntos de resguardo en casas particulares, no va a ser en ningún local del partido ni en ningún espacio institucional ni en las alcaldías o los palacios municipales, se van a resguardar en casas, de todos modos, terminando cada día la jornada, se hace el recuento”, detalló el organizador de la consulta del NAIM. Cabe mencionar que Veracruz, Oaxaca, Chiapas y el Estado de México se presentaron mayores problemas de conectividad en la aplicación digital de 5 a 8 casillas. Sin embargo, la Ciudad de México sólo registro 1 caso. También se han reportado que algunos ciudadanos han cautruplicado su sufragio.