El Pentágono dio a conocer los detalles de la operación en la cual las fuerzas especiales acabaron con la vida del líder del grupo Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Bagdadi. El ataque fue dirigido a la estructura de edificios que funcionó como escondite del líder terrorista, la agencia gubernamental presentó imágenes y videos que mostraban a los soldados de las fuerzas especiales estadunidenses que se acercaban a pie a un complejo de paredes altas en el noroeste de Siria, donde estaba escondido Al Bagdadi. Posteriormente, el Pentágono liberó videos de ataques aéreos contra un grupo de combatientes desconocidos en tierra que abrieron fuego contra los helicópteros que transportaban a las fuerzas estadunidenses que se acercaban para el asalto al complejo de Al Bagdadi en la provincia de Idlib. Por último, se difundió el video en el que se ve como su escondite fue arrasado por municiones aéreas estadounidenses después de la redada, dejándolo como “un estacionamiento con grandes baches”, dijo a periodistas el general del Cuerpo de Marines, Kenneth McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos, hablando en el Pentágono. McKenzie igualmente proporcionó a la prensa varios detalles nuevos sobre la redada del domingo. Así, sostuvo que dos niños que parecían menores de 12 años resultaron muertos, y no tres como dijo previamente el presidente Donald Trump, luego que Al Bagdadi se inmolara al detonar un chaleco con explosivos en un túnel mientras intentaba escapar de las tropas estadunidenses. “Sobre los últimos momentos de Al Bagdadi, podría decir esto: Se metió en un agujero con dos niños pequeños y se inmoló mientras su gente permanecía en la superficie”, aseguró McKenzie, quien detalló que además del jefe y los dos niños resultaron abatidos en el complejo cuatro mujeres que usaban chalecos suicidas y un hombre.