El líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, fue aprobado este martes como presidente del gobierno español en el Congreso con 167 votos a favor, 18 abstenciones y 165 en contra. Sánchez deberá gobernar en coalición, algo que no ocurre en ese país desde que estallara la Guerra Civil (1936-1939). Su compañero de gobierno será Pablo Iglesias, líder de la coalición de izquierdas, Unidas Podemos, quien ejercerá como vicepresidente segundo de Asuntos Sociales. Esta es la segunda votación de la investidura, el candidato a la Presidencia del Gobierno necesitaba solo de mayoría simple. La votación fue ajustada luego de que el domingo sólo hubo un voto más a favor que en contra (166 frente a 165). Con la investidura se pone fin a una etapa de interinidad de la política española de ocho meses, desde el pasado abril, que obligó a repetir las elecciones en noviembre.