El penúltimo paso formal para asegurar una salida ordenada del Reino Unido de la Unión Europea (UE) el próximo 31 de enero, fue consumado cuando el pleno del Parlamento Europeo aprobó la ratificación del Brexit este miércoles. Los eurodiputados dieron su aprobación a los términos del divorcio por 621 a favor, 49 en contra y 13 abstenciones, en una votación celebrada en la sesión plenaria celebrada en Bruselas, la última que tendrá lugar con una Cámara de 751 miembros, ya que a partir del 1 de febrero se reducirá a 705 escaños con la salida de los británicos. La separación es inminente y ahora, el Reino Unido deberá negociar para alcanzar un acuerdo comercial en regla en lo que queda de 2020, el cual deberá cumplir las normas y reglamentos de la UE. Sin embargo, la UE dice que semejante período es demasiado breve para llegar a un acuerdo, y persisten los temores de que una salida caótica, que se evitó esta semana, podría suceder a fines de año si finaliza la transición sin que se haya celebrado algún tipo de acuerdo.