El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, suspenderá las labores del parlamento británico este lunes por la noche, tras el previsible rechazo a su nueva propuesta de elecciones anticipadas ante un bloqueo del Brexit.

Un portavoz de Downing Street anunció que, “el parlamento será suspendido al final de la sesión de hoy y hasta el 14 de octubre”, incluso si los diputados de la oposición vuelven a rechazar una moción gubernamental para convocar elecciones legislativas a mediados de octubre, que requiere la aprobación de dos tercios de la cámara.

Desde su llegada al poder en reemplzo de Theresa May, Johnson prometió que sacaría al Reino Unido de la Unión Europea el 31 de octubre a toda costa.

Sin embargo, para evitar un caótico Brexit sin acuerdo, los legisladores presentaron y aprobaron de urgencia la semana pasada una ley que obliga al gobierno a pedir un nuevo aplazamiento si al 19 de octubre no llegó a un trato aceptable con Bruselas u obtuvo la luz verde del parlamento para una salida brutal.

Johnson pidió a Bruselas eliminar del Tratado de Retirada la denominada “salvaguarda irlandesa”, un complejo mecanismo para evitar una nueva frontera en la isla de Irlanda que amenace al frágil acuerdo de paz que en 1998 puso fin a tres décadas de sangriento conflicto en Irlanda del Norte.

Johnson repitió el domingo que se niega a aceptar “cualquier aplazamiento innecesario” del Brexit, por el cual votó el 52 por ciento de los británicos en el referéndum en junio de 2016.