El actor estadounidense, Rami Malek, protagonista de la pelicula ‘Bohemian Rhapsody: La Historia de Freddy Mercury’, que se estrena este viernes en EE.UU. y México, afirmó que interpretar al líder de Queen ha sido uno de sus más agotadores y aleccionadores retos. “Fue mucho tiempo de tener al personaje en la mente, de analizarlo, de vivirlo, de experimentarlo, y cuando llegó el momento del rodaje me entendí con quien debía entender: con mi yo interpretativo”, indicó Malek.
El histrión tuvo que usar muchas horas al día una incómoda prótesis dental, bajar varios kilos de peso, perfeccionar el acento británico, dominar la técnica del lip sync y bailar en unos meses lo que nunca en su vida. Por ello, dijo que el reto que significó interpretar al quien es considerado el mejor cantante de rock en la historia “fue mayúsculo, pero este hombre fue un ser humano admirable, una estrella única, un cantante fuera de serie. Una combinación entre responsabilidad y miedo, entre orgullo y expectativa”. La película contó con la dirección de Bryan Singer (Operación Valquiria), quien tiene el crédito total, aunque poco antes de su conclusión dejó el set y fue relevado por Dexter Fletcher.
Coproducida por Jim Beach, el primer abogado de Queen, y luego su manager, esta “Rapsodia Bohemia” aborda el ascenso y declive de Mercury, sus luchas personales, sus reflexiones sobre la homosexualidad y cómo fue que contrajo VIH.