Este jueves, Soumya Swaminathan, directora del equipo de científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), informó que esperan para 2020 tener la capacidad de producción para realizar cientos de millones de dosis de vacunas para contrarrestar al COVID-19 y que para el año consecuente registren una disponibilidad de 2,000 millones de dosis. 

La Organización está planeando cómo tomar la decisión de quienes deberían ser los primeros en recibir el tratamiento ya que se apruebe la vacuna, concretó Swaminathan, pues la prioridad debe ser el personal médico que s encuentra batallando en primera línea contra el virus, así como los grupos vulnerables por enfermedades crónicas y quienes residen en focos de infección como residencias de ancianos y prisiones. 

“Tengo esperanza, soy optimista. Pero el desarrollo de una vacuna es una tarea compleja, viene con mucha incertidumbre. […] Lo bueno de esto es que tenemos muchas vacunas y plataformas para que, incluso si la primera falla, o si la segunda falla, no perdamos la esperanza, no nos vamos a rendir”, detalló. 

Cerca de 10 posibles vacunas se encuentran en el proceso de ensayo clínico en humanos y desean que la dosis estaría disponible en algunos meses. Distintas naciones ya implementaron convenios con farmacéuticas para ordenar dosis cuando se encuentre disponible. Sin embargo, algunas ya han encargado cargamentos antes que se compruebe la efectividad de las mismas. 

La directora del equipo perteneciente al organismo señaló que ella espera que cientos de millones de dosis estén disponibles para 2020, siendo optimista. Aunque, confesó que la posibilidad de que existan 2,000 millones de dosis para 2021 es complicada. 

Para concluir, mencionó que la información arrojada de los análisis genéticos, recolectados hasta ahora, prueba que el coronavirus no ha mutado a formas que alteren los graves efectos que ésta produce.