A través del telescopio Alma en Chile, científicos observaron como una galaxia que es considerada la más luminosa del Universo, devoraba de tres estrellas “vecinas” la mitad de su masa. “No buscábamos un comportamiento caníbal ni tampoco nos lo esperábamos, pero esta observación detallada con el observatorio ALMA dejó todo muy claro”, explicó el experto Tanio Díaz-Santos.