A través de un comunicado, la Casa Blanca aseguró que se defenderá “vigorosamente” ante la demanda interpuesta por la cadena de noticias CNN, quien la acusó de violar el derecho de libertad de prensa al retirarle la acreditación a su corresponsal, Jim Acosta, tras haber realizado preguntas al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a quien le resultaron agresivas y fuera de lugar.

“Esto es solo una nueva llamada de atención de la CNN y nos defenderemos vigorosamente contra la demanda”, según el texto emitido por el Gobierno estadounidense.

En el comunicado, la Administración de Trump alegó que otros 50 periodistas del canal de noticias están acreditados para cubrir la residencia presidencial y que Acosta “no es ni más ni menos especial que cualquier otro reportero”. En su demanda, CNN denuncia que el Gobierno violó el derecho a la libertad de prensa y al debido proceso al tomar represalias contra su empleado después que se enfrentara el pasado miércoles al presidente durante una tensa rueda de prensa. La Casa Blanca subrayó hoy que Trump contestó a dos de las preguntas del periodista e insistió en que su decisión de vetarle el acceso se debe a que “respondió físicamente” cuando una funcionaria intentó arrebatarle el micrófono a instancias del presidente.