A través de su cuenta persona de twitter, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que los integrantes de la caravana migrante no serán admitidos y que su política será de “captura y detención”. “Los migrantes en la frontera sur no serán admitidos en los Estados Unidos hasta que sus solicitudes sean aprobadas individualmente en la corte”, escribió el mandatario tuitero.