El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó esta mañana que Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue detenido en Culiacán, Sinaloa, pero después liberado para proteger a los ciudadanos. “Se tornó muy difícil la situación y estaban en riesgo muchos ciudadanos, muchas personas y se decidió proteger la vida de las personas. Yo estuve de acuerdo con eso, no se trata de masacres, eso ya se terminó”, dijo el presidente en conferencia de prensa desde Oaxaca. El mandatario declaró que decidieron liberar a Ovidio Guzmán, ya que “no puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas”. Reveló que él respaldó la decisión del gabinete de seguridad, luego de los enfrentamientos que pusieron en peligro a los habitantes de Culiacán, Sinaloa. ” Se reunieron los integrantes del gabinete de seguridad para darle seguimiento al asunto, se concentraron, se reunieron y le dieron seguimiento al problema y tomaron decisiones que yo respaldo”, indicó. El tabasqueño aclaró que los pormenores relacionados a lo acontecido en Culiacán serán proporcionados por el Gabinete de Seguridad una vez concluida su conferencia en Oaxaca.